Ley de dependencia y seguro de dependencia

Ley de dependencia y seguro de dependencia

Ley de dependencia y seguro de dependencia

LEY DE DEPENDENCIA Y SEGURO DE DEPENDENCIA. En 2006 el parlamento de España aprobó la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia; conocida popularmente como Ley de dependencia.

La Ley de dependencia define autonomía personal como la «capacidad de controlar, adoptar y tomar por propia iniciativa decisiones personales, así como desarrollar las actividades básicas de la vida diaria». Por su parte, el concepto dependencia se define como el «estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal».

La ley determina cuándo una persona es dependiente: cuando no dispone de propia autonomía para realizar las actividades básicas de la vida diaria. Por tanto, necesita de otra persona que la ayude.

La póliza de dependencia nace con la ley de dependencia

El seguro de dependencia se desarrolla al hilo de la ley de dependencia, la cual lo apoya e incentiva. Es un tipo de seguro que cubre las necesidades de las personas cuando ya no pueden vivir de forma independiente. Ofrece una ayuda económica para sufragar los gastos inesperados que suponen la ayuda de personas que atienden al dependiente. Esta ayuda puede ser contratada de dos maneras: en forma de capital o en forma de renta.

Si se contrata la percepción de un capital, supone percibir cierta cantidad elevada de una sola vez; mientas que en forma de renta se percibe una mensualidad de por vida. Si una persona joven cae en situación de dependencia, esta segunda fórmula aportará una gran cantidad de dinero si el dependiente vive muchos años. Por ejemplo, un joven trabajador que sufre un accidente laboral y queda parapléjico puede vivir muchos años y el cobro de una renta extra mensual mientras el resto de su vida representa un enorme apoyo económico.

Un error común: pensar que el seguro de dependencia es para viejos

Perdonad que seamos así de claros; este no es un seguro sólo para personas muy mayores. Las personas interesadas en los seguros de dependencia que consultan con los aseguradores son generalmente maduras. Piensan que las pólizas de dependencia son para situaciones en las que el asegurado vive muchos años y puede quedar dependiente por vejez.

La vejez puede causar dependencia, pero pensemos en la gran cantidad de personas jóvenes que padecen enfermedades degenerativas o accidentes. Contar con un seguro de dependencia es muy recomendable en el caso de personas jóvenes. Además, este seguro en edades tempranas es muy económico.

Por último, es importante destacar que esta modalidad de seguros cuenta con el incentivo de la deducción fiscal, de modo que una parte del coste la póliza se compensa en la declaración del IRPF.

Contis Seguros / Ley de dependencia y el seguro de dependencia

Ir arriba