PREVENIR EL ROBO EN VIVIENDAS, IMAGEN DE UN ENCAPUCHADO

Prevenir el robo en viviendas

¡Vacaciones! Merecidas vacaciones, pero… la vivienda queda vacía, sin vigilancia y expuesta al robo. Vamos a comentar los aspectos principales de cómo prevenir el robo en viviendas.

Debemos considerar dos aspectos, las señales externas y las medidas de protección físicas y electrónicas.

Señales externas para prevenir el robo en viviendas:

Si nuestra vivienda muestra signos de no estar habitada tenemos un peligro, porque una vivienda desocupada es más vulnerable debido a que los intrusos pueden esperar el mejor momento para el ataque, aquel en el que puedan pasar desapercibidos y porque dispondrán de tiempo para buscar detalladamente aquello que más les interese, incluso realizar un vaciado completo de la vivienda (un camión de mudanzas en esta época de por sí causa sospecha). Por todo ello, para prevenir el robo en viviendas debemos evitar dar muestras de que el hogar está desocupado. Los principales elementos a considerar para ello son los siguientes:

-Buzón de correos vacío, sin correspondencia apilada durante días: en este caso debemos contar con la ayuda de un familiar que resida cerca o de un vecino que recojan diariamente la correspondencia.

-Luces y persianas: las persianas deben quedar a diferentes alturas para dar la impresión de que hay movimiento en la vivienda. Si, de vez en cuando un vecino o un familiar puede cambiar las posiciones, será aún mejor. Y para quien tenga persianas con motor, pueden emplear sistemas de domótica programados para mover las persianas. En cuanto a las luces, una lámpara led de bajo consumo que se encienda y apague con un temporizador será una gran ayuda para simular que la vivienda no está desocupada.

-Teléfono: bajaremos al mínimo el volumen del timbre para que no pueda escucharse desde fuera de la vivienda y se perciba que nadie lo atiende.

-Publicidad: no dar a conocer públicamente que abandonamos la vivienda por una temporada. Esto se puede aplicar tanto a conversaciones en los comercios del barrio que nunca se sabe quién las escucha, como para las redes sociales cuando enviamos las fotos del arroz con bogavante que vamos a tomar en el chiringuito playero.

Protección física y electrónica para prevenir el robo en viviendas:

La buena protección equivale a disuasión, de modo que cuanto mayor sea el nivel de protección aplicado en la vivienda, menos atractiva será para robar.

-Puertas: existen hay varios grados de seguridad, siendo las puertas blindadas y acorazadas las más seguras. Las acorazadas cuentan con un marco de acero.

La cerradura moderna debe contar con medidas antibumping, antiganzúa y resistencia a la extracción. Algunos modelos de cerraduras, como los de gorjas, que eran los más seguros, han quedado obsoletos al existir sistemas para abrirlos que se crearon para cerrajeros profesionales, pero internet ha permitido que puedan ser adquiridos por cualquiera.

La cerradura realiza su cometido de protección cuando está echada, como se dice popularmente, actuando todos los puntos de ajuste. Dejar la vivienda únicamente con la protección del resbalón es una temeridad ya que puede abrirse con una tarjeta o una lámina de plástico.

-Colindantes: para prevenir el robo en viviendas debemos tener en cuenta que cuando se trata de pisos o apartamentos debemos estudiar la posibilidad de acceder desde viviendas vecinas a través de las terrazas o de las ventanas contiguas y protegerlas convenientemente, ya sea mediante un sistema de rejas o de otro tipo. De nada servirá tener una puerta acorazada en la entrada de la vivienda si nuestro vecino tiene una baja protección en la suya, nuestras terrazas o ventanas son contiguos y tomamos vacaciones durante los mismos días. Es fácil entender que desde su vivienda podrían acceder a la nuestra.

-Mirillas: las mirillas son un elemento de seguridad fundamental. Sin embargo, las mirillas convencionales se pueden desmontar e introducir a través del orificio en el que se instalan una sonda endoscópica conectada al teléfono móvil. Esta acción permite visualizar si la vivienda está vacía y si lo que hay en ella es atractivo para cometer el robo.

-Alarmas: las alarmas se han popularizado y son una buena medida de protección, aunque deben ir unidas a protecciones físicas que requieran invertir cierto tiempo para conseguir la intrusión, como las medidas comentadas antes de puertas, rejas, etc. Para que una alarma sea eficaz debe estar conectada a una central de alarmas que registre en su cuadro de control cualquier intento de acceso a la vivienda y pueda dar aviso a las fuerzas de seguridad. Quien disponga de este sistema de protección debe haber escuchado que es muy recomendable su activación parcial o por zonas cuando se está residiendo, especialmente cuando se trata de casas de gran tamaño, pues muchos robos se producen aún encontrándose los dueños dentro de la casa.

El seguro acompaña a las medidas para prevenir el robo en viviendas:

Si pese a las medidas con las que se cuente, se padeciera un robo, en las sociedades modernas unimos a esas medidas la cobertura de seguros de hogar que compensen las pérdidas sufridas en caso de robo. Esta garantía se contrata como integrante del seguro multirriesgo del hogar, el cual debe estar correctamente suscrito para no encontrarnos con situaciones desagradables en caso de comunicar un siniestro por robo.

La póliza de seguro debe reflejar con fidelidad las medidas de seguridad de las que dispone la vivienda ya que estas afectan a la aceptación del riesgo por parte de la compañía aseguradora y al precio del seguro. Las condiciones que se tienen en consideración son: situación de la vivienda en casco urbano, urbanización o despoblado; puertas de acceso, principales y secundarias; protección de las ventanas y otros huecos de acceso; medios de protección electrónica, etc. Si alguna de las medidas de protección indicadas no se correspondieta con las contempladas en la póliza de seguro, la compañía podría rechazar el siniestro o aplicar una regla de equidad que supone una indemnización inferior. Este podría ser el caso de una vivienda que contaba con alarma conectada a central en el momento en el que se contrató el seguro y, posteriormente, eliminó esta protección sin comunicarlo a la compañía de seguros.

Valor de los asegurado: como es evidente, el valor del contenido asegurado se debe corresponder con lo declarado en la póliza para evitar el famoso infraseguro. Cuando se adquieran joyas u objetos de valor especial debemos revisar los capitales de la póliza de seguro.

Es muy conveniente realizar una relación detallada de las joyas y objetos de valor especial, junto con fotografías de estos elementos y una relación de los números de serie junto con la fotografías de los aparatos electrónicos que poseamos, ello con el objeto de identificarlos en caso de ser recuperados por las fuerzas de seguridad o, incluso, a través de los servicios técnicos de las marcas si llegasen a pasar por ellos y contaran con un sistema de registro.

La adquisición del seguro también cuenta en nuestra tranquilidad y seguridad. Una póliza de seguro puede adquirirse a través de diferentes canales y el cliente debe valorar cuáles considera que tienen un mayor grado de profesionalidad. Mediante una contratación correcta podrán evitar conflictos con la aseguradora en caso de siniestro. Da la impresión de que el seguro se ha convertido en un complemento de muchos negocios, por lo que ha perdido seriedad, cuando debería ser todo lo contrario. Se ofrecen seguros en grandes almacenes, en la banca (muchos clientes se quejan de que la banca se los impone), líneas directas…, los corredores de seguros a través de de Qué Comparador!! ofrecen garantía de profesionalidad, son muy rigurosos en la contratación para evitar problemas en la indemnización de siniestros y ofrece al cliente las mejores ofertas de las aseguradoras líderes, entre las que podrá escoger la que más le convenga por precio o prestaciones.

Ir arriba