Seguro de salud inversion en las personas, familia jugando

Seguro de salud, inversión en la propia persona

Seguro de salud, continúa el crecimiento

Continúa el crecimiento del seguro de salud. En 2016 alcanzó 11,14 millones de clientes, un 3,43% más que en 2015. Esta modalidad de seguro es la que más crece desde el inicio de la crisis y se espera que continúe haciéndolo. Al parecer, este crecimiento viene motivado por la percepción social del deterioro del sistema público de salud, reflejado en las listas de espera.

El último barómetro del CIS, de enero de 2017, reflejó que la sanidad era el tercer problema que más preocupaba a los españoles, solo por detrás del paro y los problemas económicos, y más que la corrupción o los problemas de la educación.

El cuidado de la salud se considera necesario

Los ciudadanos, cada vez se demandan más y mejores servicios sanitarios y buscan que cuenten con la mejor tecnología de diagnósticos y tratamientos. El cuidado de la salud ha pasado de considerarse un lujo a verse como algo necesario.

El seguro de salud privado es muy barato en relación a los servicios que presta. La sanidad privada está respondiendo con servicios tecnológicamente avanzados, de calidad, asequibles y, también, cada vez mejor valorados por los asegurados.

Alrededor del 20% de la población ya cuenta con un seguro privado. Según los expertos, esto coincide con el hecho de que tras este empuje está una mayor preocupación por el bienestar personal, así como por la importancia que ahora tiene el cuidado del aspecto físico, la alimentación sana y el cuidado personal en general.

El cuidado personal se traslada al incremento de la medicina preventiva o el interés por hacerse pruebas genéticas que anticipen problemas de salud en el futuro. Todas estas inquietudes llevan a los ciudadanos a la sanidad privada, convencidos de que en ella serán mejor atendidos.

El 68,6% de los asegurados de salud son particulares y el 31,4%, colectivos, es decir, trabajadores de empresas con seguro de salud o de otro tipo de colectivos.

Otros expertos no creen que el posible deterioro de la sanidad pública beneficie al crecimiento del seguro de salud, sino que consideran que los dos sistemas se complementan. Lo cierto es que, en el momento actual, de no existir sanidad privada con los volúmenes de actuaciones que maneja, sería inviable, posiblemente, una sanidad pública que prestara servicios aceptables debido a la masificación.

Seguro de salud: centrado en unas pocas comunidades

Aunque las estadísticas oficiales muestran que algo más del 20% de la población tiene un seguro privado de salud, la diferencia entre regiones es enorme. Por ello, se incrementan de forma notable los costes de los servicios públicos de salud en algunas Comunidades Autónomas con menor grado de aseguramiento en el servicio privado.

Los datos de la Memoria Social de Unespa de 2015, en Madrid un 33% de la población tiene seguro de salud; el 28,3% de la población de Cataluña, el 28% de la de Baleares y el 21,4% la población del País Vasco.

Las cifras descienden en otras comunidades. En regiones como Cantabria solo el 5,8% de la población cuenta con seguro de salud privado, aunque continúa avanzando su implantación en esta y en el resto de comunidades.

En definitiva, el seguro de salud privado se extiende entre la población española, conviviendo y solapándose con la sanidad pública. Las causas de su extensión podemos buscarlas en el aumento de la preocupación por el cuidado de la salud y en algunas deficiencias de la sanidad pública evidentes en los últimos años. El gasto que representa el seguro de salud es una inversión en la propia persona.

Ir arriba