Cómo contratar un seguro de responsabilidad civil

El Seguro de Responsabilidad Civil tiene una gran complejidad. Se hace necesaria la intervención de un profesional cualificado que nos guíe en la contratación para asegurarnos de que el producto contratado contiene todas las garantías que necesitamos, sin dejar ningún aspecto al descubierto.

Elementos a tener en cuenta en el seguro de responsabilidad civil.

LA ACTIVIDAD

Se debe reflejar lo mejor posible la actividad real de la empresa y las actividades secundarias si existiesen.

Las aseguradoras fijan en su producto de responsabilidad civil diversos epígrafes de actividad que se corresponden con los riesgos más comunes. Por ejemplo: «aislamiento y protección de edificios, techos y cubiertas».

En caso de que la redacción del epígrafe no se corresponda exactamente con la actividad del asegurado, debe solicitarse al mediador que proponga una ampliación de la redacción a la aseguradora.

La ampliación será estudiada por los técnicos y ellos determinarán si el riesgo se incrementa y deben aplicar una tasa superior.

Si el asegurado realiza una actividad distinta, sobre todo si es de mayor riesgo, que la descrita en póliza, puede ver rechazado un siniestro.

En función de la actividad asegurada, con un mayor o menor riesgo objetivo, la prima de seguro varía.

En resumen, hay que ser riguroso con la descripción de la actividad asegurada en nuestra póliza y exigente con su redacción.

También hay que tener cuidado si en el futuro el asegurado cambia de actividad o incorpora otras que pueden suponer un mayor riesgo. En ese caso, deberá revisar la póliza con el mediador para analizar la conveniencia de incluir modificaciones.

Límites de riesgo asegurados

Los productos aseguradores de responsabilidad civil permiten asegurar diferentes límites de riesgo. Estos se establecen de acuerdo con las recomendaciones del mediador y la percepción del riesgo por parte del cliente.

Habitualmente, el capital mínimo de límite de riesgo contratado no suele ser inferior a los 300.000 €.

Para obtener permiso para el ejercicio de ciertas actividades, debe contratarse la cifra establecida por la normativa que las regule.

Deben tenerse en cuenta los sublímites de riesgo, la mayoría de las veces se aplican a los daños a las personas.

Hasta ahora, venía siendo habitual contratar sublímites de daños personales de 150.000 €, pero esta cifra puede resultar insuficiente al haber entrado en vigor en 2016 el baremo de daños personales en accidentes de tráfico.

Al no existir en España otro baremo sobre daños personales, los jueces toman como referencia el de accidentes de tráfico para establecer las indemnizaciones, aunque el accidente no tenga nada que ver con hechos de la circulación.

El baremo de accidentes de tráfico de 2016 cuadriplicó las indemnizaciones, por lo que el sublímite de daños a las personas contratado en los seguros de responsabilidad civil debe ser suficientemente elevado.

Si el producto asegurador permite contratar sin sublímites, es una buena opción escoger la póliza de esa manera, si bien la prima de seguro será ligeramente más elevada.

Aplicación de franquicias en el seguro

La franquicia es la parte que en la indemnización por un siniestro corre a cargo del propio asegurado.

Con el objeto de hacer asequibles los seguros de responsabilidad civil, se establecen franquicias para que no se realicen reclamaciones de muy bajo importe, cuyo aumento de frecuencia obligaría a aplicar tarifas de seguro más elevadas.

El asegurado que incluya franquicias más elevadas, si estima que no le perjudica, conseguirá abaratar el precio la póliza.

La franquicia también nos servirá de guía al contratar un seguro. Si dos productos aseguradores tienen una prima similar y uno de ellos aplica franquicias más altas, habrá que valorar positivamente a quien ofrece franquicias inferiores.

Garantías contratadas en el seguro de responsabilidad civil

Las póliza de responsabilidad civil ofrecen una colección de garantías entre las que podemos escoger, de acuerdo con nuestras características o necesidades.

Al comparar diversos productos aseguradores, es de suma importancia entender las garantías que contemplan unos y otros.

La falta de conocimiento sobre seguros puede hacer que se crea que dos productos cubren lo mismo cuando, en realidad, uno de ellos incluye más garantías que el otro.

Las garantías más comunes en los seguros de responsabilidad civil son:

  • Responsabilidad civil general o de explotación: corresponde a las reclamaciones por la propia actividad (taller mecánico, restaurante, fontanero, etc.).
  • Patronal: daños personales a empleados con culpa de la empresa.
  • Locativa: daños por incendio y agua a locales alquilados
  • Productos suministrados
  • Post-trabajos: reclamaciones posteriores a la prestación de un servicio (ejemplo: se instaló un mueble colgado en la pared y varios meses después se cae). La garantía tiene un límite temporal de uno o dos años por lo general.
  • Profesional: propia de actividades que aplican conocimientos profesionales en su actividad (médicos, arquitectos, abogados, organizadores de eventos, fotógrafos…).
  • Unión y mezcla de productos: reclamación por defectos de composición del producto solicitado, afecta especialmente a fabricantes de hormigones.
  • Probadores: propia del sector de automoción. Cubre los daños al vehículo de un cliente cuando se realizan pruebas con el mismo.

Conclusiones sobre la contratación de un seguro de responsabilidad civil

Se trata de seguros complejos sobre los que es necesario contar con un asesoramiento experto. Dos seguros que pueden parecer similares, en la práctica pueden tener una gran diferencia entre sus coberturas.

Debe evaluarse correctamente la actividad que se realiza y su grado de riesgo, e incluir en la póliza una descripción del riesgo acorde con la actividad realizada.

La aplicación razonable de franquicias puede ayudar a disminuir la prima del seguro. Es una posibilidad a valorar de forma conveniente.

 

FORMULARIO DE SOLICITUD DE SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL Y OTROS SEGUROS DE EMPRESAS

Qué Comparador!! – Cómo contratar un seguro de responsabilidad civil

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *